Servidores

Somos su solución perfecta para que pueda contratar la administración y/o mantenimiento de sus servidores de aplicaciones dedicados.

Ya sea que necesite un plan de administración preconfigurado o personalizado o sólo necesita ayuda esporádica para solucionar determinados problemas: actualizar software o realizar tareas de control, auditorías de seguridad y análisis forenses, puede contratar nuestro servicio de administración por intervención, cuyo coste dependerá del número de horas de trabajo que contrate y el horario en que deban realizarse dichas intervenciones, o puede adquirir una póliza de soporte mensual.

Las tareas que nos encomienda son llevadas a cabo por expertos en cada materia: expertos en seguridad y expertos en Unix, Linux y Windows.

Los paquetes que manejamos son los siguientes:

Soporte remoto

  • Prioridad Baja

  • $200hora

  • Máx 48 h para
    Intervención
  • Prioridad Alta

  • $500Hora

  • Máx 24h para
    Intervención
  • Emergencias

  • $1000hora

  • Inmediata la
    Intervención


Soporte en Sitio

  • Prioridad Baja

  • $500hora

  • Máx 48 h para
    Intervención
  • Prioridad Alta

  • $1000hora

  • Máx 24 h para
    Intervención
  • Emergencias

  • $1500hora

  • Inmediata la
    Intervención


Contratos Mensuales

  • Estándar

  • $3000mes

  • 1
    Horas técnico/mes
  • Monitoreo Servicios
  • Securización inicial
  • Actualizaciones y parches
  • Gestión de Respaldos
  • Análisis intrusivo
  • Seguridad personalizada
  • Migraciones
  • Expréss

  • $5000mes

  • 2
    Horas técnico/mes
  • Monitoreo Servicios
  • Securización inicial
  • Actualizaciones y parches
  • Gestión de Respaldos
  • Análisis intrusivo
  • Seguridad personalizada
  • Migraciones
  • Premium

  • $8000mes

  • 4
    Horas técnico/mes
  • Monitoreo Servicios
  • Securización inicial
  • Actualizaciones y parches
  • Gestión de Respaldos
  • Análisis intrusivo
  • Seguridad personalizada
  • Migraciones

*Precios por sistema administrado.
*Contratación mínima: 3 meses
© Innopym Se reserva el derecho, bajo su propio criterio y fundamentalmente por motivos técnicos y de seguridad,
a no instalar determinado software, aplicaciones, actualizaciones o a no realizar trabajos que el cliente solicite.